Arrancó #SomosComoTú

En Barrancabermeja, Santander, empezó la campaña #SomosComoTú, con líderes y lideresas sociales, defensoras y defensores de derechos humanos rurales del Magdalena Medio.  Se busca  mostrar a las personas, instituciones y autoridades de la región, la verdadera esencia de su labor como campesinos y campesinas defensoras de sus derechos humanos y los de todos nosotros.  Al final, son gente común, trabajadora, honesta y solidaria, son como cualquiera de nosotros. Su mensaje: ¡Somos Como Tú!

Esta campaña es el resultado de un proceso de construcción conjunta entre organizaciones sociales locales y nacionales; miembros de las comunidades, ONGs, y la institucionalidad de la región, con el apoyo de Diakonía, HEKS EPER, ASDI, la Fundación FORD, IFA y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania.  Pensando en frenar los ataques físicos, verbales y psicológicos a los que son sometidos los defensores y defensoras de derechos humanos en nuestro país, y entendiendo la estigmatización como la primera agresión contra ellos, que abre las puertas a posteriores ataques y a los asesinatos, la campaña se enfoca en cambiar las acusaciones sin fundamento que les hacen como “criminales, violentos y/o guerrilleros”, por otra narrativa que muestre el lado positivo y real de estos defensores y defensoras campesinas.  El 2 de noviembre, Barrancabermeja presenció el inicio de las acciones de la campaña en las que el arte, la cultura campesina, la agricultura y el sentimiento de empatía estuvieron siempre presentes. 

Desayuno con Periodistas

La jornada empezó con un desayuno con alrededor de 15 periodistas nacionales y locales que llegaron a escuchar el mensaje que los campesinos querían enviarles.  La jornada contó con la representación de las 5 comunidades del Magdalena Medio que se desplazaron hasta Barrancabermeja para mostrar su labor.  Además, estuvieron las organizaciones que han apoyado esta iniciativa y que trabajan día a día por mejorar las condiciones en la que se ejerce la defensa de derechos humanos.  El cubrimiento mediático abrió la puerta para que los campesinos pudieran hablar directamente con los periodistas y que ellos pudieran contar su historia, sus anhelos de paz y su verdadera cara ante la ciudad y el país. 

Entrega Simbólica de Mercados:

Una de las principales ideas equivocadas que rodea a quienes ejercen labores de defensa de derechos, es creer que logran su sustento a partir de esta actividad, cuando en realidad los campesinos y campesinas que defienden sus derechos deben madrugar, mantener sus fincas, atender sus cosechas, encargarse de las ventas y adicionalmente, destinar tiempo, que restan a sus familias y a su descanso, para –en conjunto con sus comunidades- organizarse y  defender los derechos humanos. 

“Estas manos sirven únicamente para trabajar la tierra, no como nos han hecho parecer, que somos criminales, que somos guerrilleros, en ningún momento, nosotros somos gente de paz.” manifestó una de las lideresas de la comunidad de El Guayabo. 

Para rescatar este mensaje de manera simbólica, las comunidades organizaron unas anchetas con productos que ellos producen y las entregaron a la Fiscalía, la Procuraduría, la Policía y el Ejército.  Con esta representación de su trabajo, hombres, mujeres y jóvenes campesinos de las comunidades pidieron ser reconocidos como productores de alimentos, que defienden sus tierras para poder trabajar.

 

Al final, las instituciones apropiaron el mensaje y apesar de que cada una interpretó la iniciativa desde su mandato constitucional, hubo un mensaje que unió a todas y todos los involucrados (as). Este se resume en las palabras del Procurador Provincial, Bernardo Giraldo: “Así como ustedes dicen que son como nosotros, yo quiero decirles que nosotros también somos como ustedes, somos lo mismo y venimos de lo mismo.” Fue un espacio en el que autoridades, funcionarios y fuerza pública pudieron conocer a las comunidades, darles la mano e intercambiar unas palabras fundamentadas en el respeto.  De esta forma, se logró también dar un primer paso en la construcción de confianza entre la institucionalidad y las comunidades, logrando enlazar estas dos realidades que a veces se encuentran tan distantes. 

La esperanza de las comunidades ahora es que la empatía, el sentimiento de igualdad y el respaldo que las autoridades e instituciones le dieron a su labor en estas jornadas, pase del discurso a la acción, para lograr una mejoría verdadera y visible en las condiciones bajo las cuales estas comunidades ejercen su labor de defensa. 

Mercado Campesino:

En conjunto con la OFP, una de las organizaciones que ha promovido esta campaña, se organizó  un mercado campesino para que las comunidades pudieran hacer llegar su  mensaje no solo a las autoridades, sino a la gente “de a pie” que en su mayoría desconoce la problemática que viven las y los defensores. 

En el barrio Santander, del sector nororiental de Barrancabermeja, se llevó a cabo la jornada en la que con cada libra de yuca, con cada coco, con cada gajo de plátano vendido, los campesinos y campesinas pudieron contarle su historia a los compradores del barrio quienes se llevaron a su casa no solo los productos, sino un mejor entendimiento de lo que significa para la región tener a estas personas defendiendo los derechos humanos. 

Además de la venta de productos, el espacio abrió las puertas para presentar una galería de memoria - construida en conjunto por PAS, PI, Ze Carrión y las comunidades del Magdalena Medio -que cuenta la historia de lucha de estas comunidades desde hace más de 20 años.  Esta exposición, muestra la violencia que han tenido que vivir en su contra, pero a su vez, narra los deseos de paz y superación con los que estas comunidades han buscado salir adelante y que aún hoy, son los pilares sobre los cuales cada día buscan un mejor mañana en sus comunidades. 

Estos defensores de derechos también compartieron un desayuno con líderes urbanos y un conversatorio en el cual desde sus realidades, lideresas urbanas y rurales compartieron experiencias y analizaron estrategias de articulación para construir puentes entre lo urbano y lo rural, escenarios que parecen tan distantes, pero que en el fondo, están estrechamente conectados.

La campaña busca seguir transformando la forma en la que se ve y se entiende a los y las defensoras de derechos humanos.  Durante el mes de noviembre, se harán entregas de mercados en otros municipios de la región, buscando sensibilizar a autoridades e instituciones con jurisdicciones que abarcan directamente a las comunidades que se están viendo afectadas. 

Además, la campaña tendrá su cierre el 30 de noviembre, en el Parque de la Vida de Barrancabermeja, en donde la música, la memoria, el arte y el teatro serán los lenguajes con los cuales una vez más, la cultura campesina y la lucha por los derechos humanos de las comunidades, buscarán llegar a la mente y a los corazones de los barramejos para que nunca más sean tildados de algo que no son, y se les reconozca su verdadera esencia, entendiendo que no somos tan distintos, “Somos Como Tú”. 

Conozca el listado entero de actividades y el documento de campaña AQUÍ: 

Lo que viene:

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Contacto

Dirección:

Diagonal 42a # 19 - 17 / Oficina 201

Bogotá, Colombia

Teléfono: 

751 87 76 / 751 88 14

Correos:

administracion@pas.org.co

comunicaciones@pas.org.co

Por favor especifique una dirección de correo electrónico al escribir su comentario.