Organizaciones de distintas partes del mundo reclamaron en contra de las prácticas de Glencore

El pasado 2 de Mayo, representantes de organizaciones laborales de Australia, Canadá, Colombia, Sudáfrica, España, la República Democrática del Congo, Italia, Suiza y Zambia se citaron en frente del casino en el que los accionistas de Glencore realizaban su reunión anual para exigir un cambio en la manera como esta empresa ha venido tratando a sus trabajadores y a las comunidades que se ven afectadas por sus actividades. 

Glencore es una de las multinacionales más grandes del mundo, dedicada principalmente al sector minero – energético. En el marco de su trabajo,PAS ha acompañado a una de las comunidades que ha sufrido de primera mano las afectaciones producidas por las actividades extractivas de la empresa, con graves impactos ambientales sobre el territorio y sobre la vida y la salud de sus habitantes. 

El caso de El Hatillo - el primer desplazamiento reconocido por las autoridades colombianas debido a contaminación ambiental –es una muestra icónica de lo perjudicial que es para las comunidades la llegada de Glencore.  La comunidad de El Hatillo vio como todo lo que la rodeaba se fue acabando, su río, su aire, la fertilidad de sus tierras, su entorno; hasta el punto en que se volvió inhabitable.  Durante 8 años las empresas han dilatado el cumplimiento de la orden de reasentamiento y apenas sí se ha avanzado en la concertación con la comunidad de varios de los temas, faltando el más importante que tiene que ver con la tierra y el territorio para la construcción del Nuevo Hatillo. Mientras tanto los niveles de contaminación y deterioro de las condiciones de vida de las alrededor de 190 familias se ha agudizado a niveles insoportables de forma tal que la ANLA, a finales del 2017 resolvió multar a las empresas por los impactos ambientales y daños a la salud de los pobladores.

Lo que la manifestación realizada en Zug, Suiza demostró, es que estos casos no son aislados.  “Pierre Tshinguz, del TUMEC, organización afiliada a IndustriALL en la República Democrática del Congo (RDC), informó sobre las terribles condiciones en que laboran los trabajadores/as en las minas de Mutanda y Kolwezi, en tanto Claudia Blanco de Sintracarbón en Colombia habló sobre la mala salud y seguridad y la persecución que sufren sindicalistas en la mina de Prodeco. Claude Kabemba de Southern Africa Resource Watch expuso algunos serios problemas que existen relacionados con la extracción de grandes cantidades de riqueza mineral de esa región, con muy poco beneficio para la comunidad local.” Manifiesta el artículo de IndustriALL, una unión de 50 millones de trabajadores del sector minero - energético de todo el mundo quienes estuvieron presentes en el evento. 

Las denuncias incluyen jornadas de más de 24 horas bajo tierra para los mineros en Zambia, además, concedieron varios testimonios en afirmar la degradación ambiental, políticas de intimidación contra los activista e incoherentes políticas de seguridad como parte de las graves situaciones a las que Glencore somete a sus trabajadores. 

Después de la reunión, Glencore se comprometió a organizar una visita al Congo para revisar las condiciones de los trabajadores.  Por otro lado las organizaciones piden un diálogo mundial para abordar las problemáticas y consecuencias de las operaciones.

Encuentre el artículo y video completo de IndustriALL acá.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Contacto

Dirección:

Diagonal 42a # 19 - 17 / Oficina 201

Bogotá, Colombia

Teléfono: 

751 87 76 / 751 88 14

Correos:

administracion@pas.org.co

comunicaciones@pas.org.co

Por favor especifique una dirección de correo electrónico al escribir su comentario.