Gerson Acosta, un líder y un defensor de Derechos Humanos construido a pulso

En abril de 2001, 400 hombres armados al mando de alias Bocanegra, del bloque paramilitar Calima, asesinaron  a más de 40 hombres, mujeres y niños en hechos que el país conoció como “La Masacre del Naya”. En medio de tal crueldad,  337 personas se desplazaron y se asentaron temporalmente en Santander de Quilichao y Toez.

En 2004, 70 de estas familias se asentaron en un predio que les fue asignado como lugar temporal de paso por la entonces Red de Solidaridad Social (Hoy Departamento de Acción Social- DPS).  Una finca de 289 hectáreas, ubicada en el municipio de Timbío, a media hora de Popayán, Cauca. Allí, cuando aún esta comunidad vivía en carpas construidas con plásticos, Gerson, de 23 años, empezó a mostrar sus dotes de liderazgo. En 2005, lideró la construcción de la escuela de educación primaria “Elias Trochez” y, sin ningún pago, fue durante un tiempo el primer y único profesor de todos los niños de esta comunidad.

En 2006, junto con otros líderes (Enrique Fernández, Enrique Güetio, José Leandro Güetio y Jorge Salazar, entre otros), Gerson dio la pelea por la adjudicación de este predio para la comunidad, logrando que el INCODER diera respuesta favorable a una acción de tutela. Gerson trabajó luego para que el gobierno aprobara la conformación del Cabildo Indígena Kite Kiwe- en lengua Nasa “Tierra Floreciente”-, un proceso que aún no concluye. 

En 2012, Gerson ejerció su liderazgo en el diseño del proceso de reparación de su comunidad por los daños, afectaciones e impactos sufridos durante la masacre del Naya y, en 2016, siendo ya gobernador de su Cabildo Indígena, la Unidad para las Víctimas (UARIV) aprobó el primer Plan Integral de Reparación Colectiva concertado con una comunidad indígena. Sin embargo, a sus 36 años no se conformaba con las acciones de la Fiscalía 18 de Justicia y Paz que llevó a los estrados judiciales a 67 ex paramilitares para que respondieran por esos hechos y continuaba exigiendo respuestas sobre los autores intelectuales de la masacre del Naya y, por ello, recibía amenazas contra su vida.

La masacre del Naya continúa cobrando víctimas. En mayo de 2010 fue asesinado Alexander Quintero, ​Presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal y Coordinador de la Asociación de Víctimas del Naya, a quién Gerson  rindió homenaje brindando su testimonio en el video “Alexander Quintero, en memoria de un defensor”. Seis años después la víctima fue Gerson, a quien desde el pasado miércoles, 18 de abril de 2017, otros testimonios han reivindicado su vida y agradecido su permanente búsqueda de justicia.

El asesinato de Gerson se suma a los 31 defensores de Derechos Humanos que han perdido la vida desde la firma de los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, el 1 de diciembre de 2016, entre ellos 17 indígenas del Cauca.

¡Al padre, compañero y amigo; al defensor… nuestro más sentido homenaje! ¡Que tu pueblo te siembre de nuevo en la tierra para que como un espíritu sagrado continúes acompañando sus luchas y victorias!

 

 

Pensamiento y Acción Social (PAS)
Protection International (PI)

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Contacto

Dirección:

Diagonal 42a # 19 - 17 / Oficina 201

Bogotá, Colombia

Teléfono: 

751 87 76 / 751 88 14

Correos:

administracion@pas.org.co

comunicaciones@pas.org.co

Por favor especifique una dirección de correo electrónico al escribir su comentario.