PLAN ESTRATÉGICO 2016 - 2020

INTRODUCCIÓN

Pensamiento y Acción Social (PAS) es una organización no gubernamental orientada a fortalecer sujetos sociales que construyan un pensamiento político estratégico, en diálogo permanente con las organizaciones de base y el movimiento social. Se busca elevar la capacidad de actuación colectiva, en defensa tanto de la democracia, como de los derechos humanos. Así mismo, PAS trabaja por la construcción de una paz integral, sostenible y con enfoque diferencial.

 

Desde el 2004, PAS acompaña iniciativas territoriales de paz lideradas por comunidades y organizaciones que, en medio del conflicto armado, resistieron para defender sus derechos, construir propuestas y agendas humanitarias y, promover la negociación política como la única salida posible al conflicto armado en Colombia.

PAS ha trabajado con y acompañado a la “Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la Base” y a otras organizaciones sociales, con quienes se han construido estrategias de defensa del territorio y de autoprotección, ha realizado acciones para ambientar una salida negociada del conflicto como la campaña “La llave de la Paz también es nuestra”. Además, ha apoyado los diálogos humanitarios que las comunidades han adelantado con los actores armados para prevenir graves violaciones de derechos humanos y del DIH. PAS ha participado activamente, con propuestas, en los espacios generados por la Mesa de conversaciones de La Habana entre el gobierno y las FARC-EP. Más recientemente, junto con la “Red de Iniciativas de Paz desde la Base”, y en alianza con “Redprodepaz” y la “Ruta Pacífica de las Mujeres” (en convenio con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz), PAS realizó diecisiete Encuentros Regionales para la paz. En 2015, en convenio con la Secretaría de Gobierno Distrital, se realizaron catorce Encuentros Territoriales de Paz, en igual número de localidades del Distrito Capital.

Desde la línea de “Seguridad y Protección”, PAS ha acompañado a defensores y defensoras de derechos humanos y a comunidades rurales afectadas por el conflicto social y armado que ha victimizado principalmente a la población civil. Desde 2007, PAS cuenta con “El Protection Desk Colombia” (PD COL) en alianza con “Protection International”. Con esta alianza, la organización ha desarrollado capacidades en organizaciones, comunidades y personas defensoras de derechos humanos para evaluar los niveles de riesgo y gestionar la seguridad, proteger su vida, su integridad y su espacio de actuación. En el 2010, a esta estrategia de protección se vinculó “Peace Watch Switzerland” (PWS) con observadores internacionales de paz en terreno.

 

A inicios del 2010, PAS extendió sus acciones y estrategias hacia la promoción y defensa de los derechos humanos y de los derechos colectivos de las comunidades en contextos de explotación de recursos naturales a gran escala por parte de empresas nacionales e internacionales. En el 2015, PAS realizó el informe SOMBRA en alianza con el Grupo de Trabajo Suiza-Colombia (ASK); en este informe se analizó la actuación en el Cesar de la multinacional “Glencore” enfatizando en sus impactos en la vulneración de derechos y su responsabilidad corporativa.

 

El camino recorrido, la experiencia y los aprendizajes alcanzados por PAS durante estos años, la ubican en un nivel privilegiado para enfrentar varios desafíos de la implementación de los acuerdos firmados entre el Gobierno Nacional y las FARC EP y las negociaciones que inician con el ELN. La construcción territorial de la paz, la vigencia de los derechos humanos y un modelo de desarrollo incluyente y equitativo, requerirán de la existencia de tejidos sociales, organizaciones de base y sujetos colectivos fortalecidos, empoderados y participantes. El presente Plan Quinquenal propone responder a estos retos.

ELEMENTOS DE CONTEXTO Y ESCENARIOS DE ACTUACIÓN

Firma del Acuerdo Final entre el gobierno y las FARC-EP para la terminación del conflicto armado y su refrendación para iniciar el proceso de implementación con ajustes institucionales y sin cambios de fondo en los problemas estructurales que originaron el conflicto armado. Inicio de conversaciones formales con el ELN, con mayor participación de la sociedad civil. A partir de las negociaciones con los grupos insurgentes aumenta la división y polarización de las fuerzas políticas, surgen nuevos conflictos territoriales y se manifiestan tensiones entre distintos sectores sociales en torno al proceso de conformación del movimiento social y político de las FARC-EP y el ELN.

El modelo económico se desarrollará entre la crisis y la consolidación. Mercados emergentes y economías agroindustriales y extractivas pueden entrar en conflicto mutuo (mercado de carbono y minería, tratados de protección de la inversión y reforma agraria, abastecimiento de agua y explotación de hidrocarburos no convencionales). La implementación de este modelo internamente conflictivo, puede: ampliar la brecha de la desigualdad social, fortalecer la dinámica acumulativa del gran capital e puede incidir negativamente en la implementación de los acuerdos de paz en las regiones. El desarrollo de este modelo aumentará las víctimas despojadas y desplazadas por proyectos de desarrollo. Simultáneamente, se avivarán debates legales y políticos por la autonomía regional y por la descentralización en relación al modelo de desarrollo, que conducirán a un uso masivo de mecanismos de participación, como las consultas populares en defensa del agua y de los territorios.

Aumento tanto de la macro y micro criminalidad, como de los índices de violencia asociados a la descomposición social. Esta situación se da por la imposibilidad del Estado para controlar los grupos paramilitares, Bacrim y estructuras delincuenciales, fuertemente organizadas. Aumento de amenazas y riesgos para las organizaciones sociales, líderes, defensores y defensoras de derechos humanos, víctimas y participantes en comisiones de la verdad o en la implementación de acuerdos de paz con la insurgencia. Dificultades para el funcionamiento de los mecanismos contemplados en el acuerdo sobre derechos de las víctimas y en el sistema de Jurisdicción Especial para la Paz.

Bajo nivel de capacidad de gobernanza para asumir las tareas del pos acuerdo, a nivel local y regional. Los ajustes institucionales que requiere la fase de implementación de los acuerdos con las guerrillas y el alistamiento de las regiones para la construcción de la paz territorial, avanza lentamente. Esto se da por “bloqueos” de la clase política y económica tradicional tanto en las regiones, como a nivel nacional. Confrontación por el debate a la reforma política y al sistema electoral para las elecciones del 2018.

Surgimiento y posicionamiento de actores sociales y políticos con capacidad movilizadora y de exigibilidad de derechos al Estado. Actores como las víctimas del conflicto armado, demandarán programas robustos que garanticen sus derechos a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Lo mismo sucederá (con algunos mecanismos de articulación) con las víctimas de los conflictos territoriales y ambientales; la Marcha Patriótica; las organizaciones de mujeres; y las organizaciones campesinas, indígenas y afro descendientes.

Tendencias y agendas de la comunidad internacional en Colombia: un país calificado como de “renta media”. La comunidad y la cooperación internacional se acomodan a las lógicas y posibilidades que les ofrezca el pos acuerdo, sin mayor compromiso con una paz sostenible y sin permanencia de largo plazo; poco a poco irá cediendo el espacio de las relaciones comerciales. Un sistema de Naciones Unidas en el cual las agencias se convierten en administradores de los fondos del gobierno para la implementación de los acuerdos de paz. A pesar de la fuerza social por la exigibilidad de derechos e implementación de los acuerdos, los diferentes sectores entrarán a competir entre sí por los recursos, lo cual debilitará la interlocución política para la paz con la comunidad internacional.

MISIÓN

Fortalecer sujetos sociales para construir, junto con las organizaciones y el movimiento social, una paz integral y sostenible en Colombia. El propósito es elevar la capacidad de actuación colectiva, la defensa de la democracia, y la garantía de los derechos humanos y de los pueblos.

VISIÓN

PAS es reconocida por su aporte a la construcción de la paz en Colombia y por la defensa de los derechos humanos a través del diálogo en alianza con otros actores de la sociedad civil organizada.

OBJETIVO ESTRATÉGICO

Contribuir tanto al goce efectivo de los derechos humanos en un escenario de pos acuerdo, como a generar condiciones para la construcción territorial de la paz en conjunto con organizaciones de base y otros sujetos sociales.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS 

1. Aumentar la participación efectiva de la sociedad civil en el proceso de negociación del conflicto armado y en la construcción territorial de la paz.

2. Desarrollar estrategias integrales para la garantía de derechos y para la responsabilidad corporativa en contextos de conflictos territoriales socio ambientales y de pos conflicto.

3. Crear entornos seguros para la defensa de los derechos humanos y la construcción de la paz.

4. Consolidar institucionalmente a PAS a través de la generación de conocimiento, la comunicación y la gestión de recursos, para el logro de sus objetivos y resultados.

LÍNEAS ESTRATÉGICAS  

PAS focaliza su acción en cuatro líneas estratégicas:

CONSTRUCCIÓN DE PAZ
TERRITORIOS Y
DERECHOS HUMANOS
SEGURIDAD Y PROTECCIÓN
FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL
CONSTRUCCIÓN DE PAZ

La paz es el resultado de un largo proceso de construcción colectiva del cambio social, también es producto de las transformaciones que se necesitan en Colombia para contrarrestar los factores estructurales que están en la base de los conflictos sociales y del conflicto armado. Por ello es necesaria la creación de las condiciones que garanticen la vigencia plena de los derechos humanos, individuales y colectivos.

 

En este contexto, PAS se propone fortalecer sujetos políticos colectivos (comunidades y organizaciones), capaces de construir consensos y actuar conjuntamente con otros actores sociales e Instituciones locales/regionales, para incidir con propuestas y acciones para la implementación de los acuerdos y la construcción territorial de la paz.

 

Estar preparados para la paz también requiere ambientar y propiciar escenarios de confianza entre las organizaciones sociales, las instituciones del Estado y las FARC-EP que hagan posible la refrendación e implementación de los acuerdos con enfoque interétnico, intercultural, de género y generacional.

 

Realizar intercambios de experiencias y saberes entre distintos actores del nivel nacional e internacional en temas de construcción de paz con enfoque territorial en escenarios de pos acuerdo. También se facilita el desarrollo y el fortalecimiento de capacidades y metodologías participativas y transformadoras, las cuales serán un valor agregado que puede aportar PAS.

TERRITORIOS Y DERECHOS HUMANOS

Esta línea está orientada a la protección y garantía de los derechos de las comunidades y la permanencia en sus territorios, en un ambiente sano y en el respeto por su autonomía, su cultura y sus costumbres; lo cual se ve amenazado en contextos de explotación de recursos naturales a gran escala, por parte de empresas nacionales e internacionales. PAS busca incidir para transformar el modelo de desarrollo implementado en Colombia, que tiene consecuencias socioambientales generadoras de conflictos o que impiden el goce del derecho a vivir en paz.

 

Para el logro de estos objetivos, PAS diseña y desarrolla estrategias integrales y colectivas de garantía de derechos, responsabilidad corporativa y acompañamiento a comunidades en un contexto de conflictos territoriales (de carácter socio ambiental y relacionado con el conflicto armado); con esto se busca alcanzar una justicia ambiental en Colombia. PAS realiza acompañamiento y asesoría a comunidades,  propone el fortalecimiento organizativo, la incidencia política y la acción legal en redes y alianzas, y la investigación de operaciones e impactos de empresas mineras (como la multinacional suiza “Glencore”).

SEGURIDAD Y PROTECCIÓN

PAS reconoce a las organizaciones sociales y comunidades urbanas y rurales que actúan como defensoras colectivas de los derechos humanos, por lo que desarrolla una estrategia de protección desde la base, que busca salvaguardar su existencia como sujetos sociales. Además, promueve su permanencia segura en los territorios y propone proteger su espacio de actuación para la defensa de los derechos y para la construcción de la paz.


Esta línea tiene como propósito aumentar las capacidades de organizaciones, comunidades y personas que defienden los derechos humanos, principalmente los asociados a la tierra y el territorio, que enfrentan elevados niveles de riesgo y agresión, para que gestionen de manera autónoma su seguridad desde una perspectiva de prevención, protección colectiva y autoprotección. Para ello desarrolla procesos de formación, fortalecimiento organizativo, incidencia política, investigación participativa y acompañamiento internacional; promueve además la actuación en red y el trabajo articulado. Para el desarrollo de estas acciones mantiene una alianza estratégica con Protection International - PI y Peace Watch
Switzerland – PWS.

FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL

PAS concibe el fortalecimiento institucional como el equilibrio eficiente entre la administración de recursos, los acuerdos organizacionales, el desarrollo de capacidades, y el contexto en el cual establece las relaciones con el fin de cumplir su misión y su objetivo estratégico. Por ello, la importancia del fortalecimiento radica en la relación directa que existe entre la madurez institucional de una organización y su capacidad de transformar la realidad donde actúa.

 

Por lo anterior, PAS enfatizará su trabajo en la estrategia de gestión, en la producción de saberes y conocimientos a partir de la sistematización de experiencias y prácticas sociales, para tener mayor comprensión de ellas, y así poder orientarlas a los nuevos contextos y escenarios territoriales, haciéndolas más pertinentes y eficientes.

ENFOQUES Y METODOLOGÍAS DE TRABAJO

La investigación será de gran apoyo para la gestión de PAS, asumida como estrategia para la producción de conocimiento científico que dé cuenta de los ámbitos de la realidad social, política y económica pertinente para los cambios, la garantía de derechos y la construcción de la paz. El posicionamiento de PAS como organización experta en construcción de paz y defensa de los derechos humanos desde los territorios, será fruto de la estrategia de comunicación en conjunto con las organizaciones que se acompañan.

ACOMPAÑAMIENTO

PAS acompaña a sujetos que pueden ser comunidades u organizaciones indígenas, afrocolombianas, campesinas, de mujeres o de jóvenes; que están ubicadas y actúan en territorios de altos niveles de conflictividad.

 

El acompañamiento es entendido como un principio y una metodología de trabajo con las comunidades que implica una relación constante con sus organizaciones, un reconocimiento de sus contextos, sus fortalezas y sus debilidades. En el marco de un diálogo horizontal y sostenido se concertan y diseñan los planes más adecuados de capacitación y de acción política y social transformadora.

 

En su experiencia PAS camina junto con las comunidades y organizaciones que acompaña; con las que coincide en propósitos y construye apuestas comunes. Así, se siguen los dos significados diferentes que, etimológicamente, tiene la palabra “acompañar”: caminar junto a otra persona y coincidir o existir, a la vez, en una misma cosa o fenómeno.

A pesar de la aparente simplicidad de este trabajo, resulta de alta complejidad acompañar comunidades y organizaciones, que tienen propuestas de cambios y transformaciones sociales, exigen de derechos, realizan proyectos propios de vida, y que, además, actúan cotidianamente en contextos de vulnerabilidades y de conflictos.

 

Son sujetos colectivos móviles, con dinámicas propias, conflictos internos, e intereses políticos que cambian en el tiempo. Estas características exigen de PAS la capacidad para identificar las fluctuaciones del sujeto acompañado, así como para diseñar dispositivos que permitan revisar y ajustar de manera continua el acompañamiento a esas dinámicas cambiantes. Finalmente, este trabajo exige reflexión y discernimiento para valorar la vigencia del objetivo inicial que dio razón y sentido a la coincidencia y a la decisión de caminar juntos.

 

El acompañamiento, así concebido, se complementa con el fortalecimiento de la autonomía a través de la formación y el desarrollo de capacidades para que las personas, líderes(as), comunidades, organizaciones, y redes acompañadas, ejerzan su propio poder en el territorio, lugar donde la comunidad toma decisiones propias y desarrolla su plan de vida y su proyecto social y político.

 

Se busca contribuir a la formación de un sujeto social tal que, en ejercicio de su autonomía, defina los ámbitos de su autodeterminación y los haga realidad. También, que reconozca las transformaciones deseadas como fruto de su propia acción en los ámbitos en donde actúa y construye su propio destino. Así, un sujeto colectivo autónomo estará preparado para cuestionar los modelos y la sociedad en general, para crear preguntas sobre su propia actuación, sobre las instituciones, sus representaciones del mundo, sus saberes, sus certezas, sus significaciones sociales; y, finalmente, para emprender cambios de manera crítica y reflexiva.

REDES Y ALIANZAS

PAS opta por el trabajo en red como metodología que permite espacios de interacción entre las organizaciones e iniciativas locales, regionales, nacionales e internacionales. Se abren estos espacios para articular visiones e intereses de grupos sociales y pobladores que sufren los impactos del conflicto armado y del modelo de desarrollo económico y, que por tanto, se proponen transformar sus realidades. El fin de este vínculo es aunar y coordinar esfuerzos que desarrollen y fortalezcan sus alternativas colectivas para lograr un mayor impacto en pos de la garantía y ejercicio de sus derechos individuales y colectivos.

 

Por su parte, las alianzas con organizaciones sociales, ONGI e Instituciones, contribuyen a la cualificación política, a la solidaridad entre organizaciones y a la construcción de un ambiente de confianza y de mayor compromiso con una paz justa y sostenible, sin detrimento de las particularidades y diferencias que a cada quien le resultan propias y legítimas.

 

Actualmente, PAS trabaja con redes de alcance regional, nacional e internacional:

  • Red de iniciativas y comunidades de paz desde la Base. Conformada por 25 iniciativas locales y regionales de 8 departamentos. Son iniciativas básicamente rurales y semiurbanas, que desarrollan sus acciones y planes de vida en territorios afectados por el conflicto armado o en territorios vulnerados por el modelo de desarrollo económico. Tanto las iniciativas como las comunidades han sido sometidas a sistemáticas agresiones y formas de destrucción y ruptura de su tejido social. La actuación en Red fue relevante para el desarrollo de agendas, diálogos y acuerdos humanitarios para mitigar los impactos del conflicto armado. 

 

  • Plataforma de Iniciativas Nacionales de Paz. Es un espacio conformado por redes y organizaciones nacionales que trabajan por la paz. Actualmente tiene dos representantes en el Consejo Nacional de Paz, órgano consultor y asesor del Presidente de la República en materia de política de Estado para la paz.
     

  • Espacio de Coordinación de Fondos y Programas de Protección, nacionales e internacionales, que actúan en Colombia.
     

  • OING. Organizaciones internacionales de acompañamiento con presencia en Colombia.
     

  • Mesa Nacional de Garantías y Mesa técnica de interlocución y seguimiento a los casos de los procesos y comunidades del Magdalena Medio.
     

  • Red Sombra: Observadores Glencore. Esta red está compuesta actualmente por 16 ONGs localizadas en Argentina, Alemania, Bolivia, Bélgica, Colombia, Filipinas, Perú y Suiza. Ante las violaciones sistemáticas de los derechos territoriales por parte de esta multinacional, se conformó para fortalecer las experiencias de resistencia y negociación y generar mecanismos de visibilidad y de defensa.

ENFOQUE DIFERENCIAL

PAS promueve el trabajo conjunto entre comunidades y organizaciones que representan toda la riqueza y diversidad étnica y cultural del país, indígenas, afro descendientes, campesinas, y grupos de mujeres y jóvenes de diferentes regiones del país. Este trabajo parte del reconocimiento y del respeto a la diversidad, promueve el encuentro permanente y el intercambio de saberes y conocimientos entre múltiples culturas, etnias, géneros y generaciones. Además promueve la transformación de los conflictos para que haya justicia y equidad para todos los grupos étnicos y culturales. Propone poner fin a las inequidades e injusticias en las relaciones entre los géneros, las generaciones y el hombre con la naturaleza.

REGIONES DE ACTUACIÓN / SUJETOS SOCIALES

REGIÓN NORTE

Desde el año 2007, PAS desarrolla un trabajo focalizado en la región norte del país, en los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba, Antioquia y Santander. Este trabajo fue acompañando inicialmente desde la línea de construcción de paz en las comunidades campesinas de Mico ahumado, la ATCC y ASPROAS, en Santander y Bolívar. A partir del año 2011, desde la línea de Territorio y derechos humanos, PAS reforzó su presencia en la zona acompañando a la comunidad del Hatillo en el centro del Departamento del Cesar, a la Organización Indígena de Antioquia (OIA) en Antioquia y al Grupo por la Tierra y el Territorio de Córdoba, integrado por 12 procesos campesinos e indígenas. Así mismo, desde la línea de Seguridad y Protección, se amplió la presencia institucional en la región del Magdalena Medio, acompañando las comunidades de Las Pavas, en Bolívar, y del Guayabo en Santander.

Son contactos y aliados en el territorio:

Cesar

CoMundo, FIAN, CINEP, Chasquis. Así mismo se han articulado acciones con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Las principales relaciones en el territorio están enfocadas al acompañamiento de la comunidad de El Hatillo y a la interlocución con entidades del orden local y nacional, responsables en el proceso de reasentamiento.

Antioquia

Organización Indígena de Antioquia (OIA) y el Cinturón Occidental Ambiental (COA), espacio de articulación de organizaciones campesinas, de mujeres, jóvenes e indígenas. Dentro de este espacio, PAS busca articular al resguardo Marcelino Tascón y a la OIA con las otras organizaciones del COA y de CENSAT, AGUA VIVA y el Comité por la Defensa Ambiental de Territorio (CODEATE) con estrategias y agendas comunes articuladas.

Córdoba

Magdalena Medio

Grupo por la Tierra y el Territorio de Córdoba (GTTC). CINEP, en temas como género, desarrollo rural campesino y restitución de tierras. Así mismo, se cuenta con el apoyo de CORSOC, la Defensoría del Pueblo y la Unidad para las Víctimas.

En esta región, PAS articula acciones a nivel local con el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, Credhos, Asorvim, ECAP, la ACVC y la Federación Agro minera del Sur de Bolívar. A nivel nacional coordina actividades con Justapaz, Mencoldes, AVRE y la Clínica Jurídica de la Universidad Javeriana. También se mantiene interlocución permanente con el Ministerio del Interior, UNP y con el Cuerpo Diplomático.

REGIÓN SUR

Desde el año 2004, PAS viene acompañando las iniciativas locales y sectoriales de paz que pertenecen a la Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la Base, de los departamentos de Putumayo, Nariño, Caquetá y Cauca, que conforman la región sur. El Cauca ha sido el departamento donde PAS ha tenido una presencia más constante a lo largo de estos años. En el caso del Putumayo, se ha priorizado a las organizaciones de mujeres. En Nariño, a indígenas del pueblo Awá (UNIPA), Consejos Comunitarios de la Costa Pacífica y organización de mujeres. En Caquetá, el trabajo ha sido con organizaciones campesinas, las Juntas de Acción Comunal y organización de mujeres. En el Cauca con campesinos, indígenas, afrocolombianos y mujeres.

 

El trabajo de PAS en la región, ha tenido como actor social a la Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la Base. El acompañamiento realizado ha incluido estrategias de desarrollo de capacidades para la construcción de agendas humanitarias y mitigación de los efectos del conflicto armado en los territorios, visitas y misiones internacionales, lanzamiento de la campaña “Es hora de parar la Guerra, la llave de la Paz también es nuestra”, Movilización social por la paz (Caloto-Villarica, Cauca); desarrollo de estrategias de protección y autoprotección de líderes, lideresas y de sus territorios; diseño e implementación de metodologías para la construcción territorial de paz, con un enfoque inter-étnico, multicultural de género y generacional; realización de Encuentros Regionales de Paz con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, en alianza con la Ruta Pacífica de Mujeres y la Redprodepaz, para la socialización y análisis de los acuerdos de La Habana e identificación de agendas y propuestas territoriales de paz.

 

Son contactos y aliados en el territorio:

Cauca

Espacio Regional de Paz del Cauca (ERPAZ). Se creó inicialmente con la participación de Fundecima, CRIC-ACIN, COCOCAUCA, UOAFROC. Hoy el ERPAZ integra a 12 organizaciones sociales del departamento que trabajan en el tema de paz. En la actualidad PAS asesora al ERPAZ en su propuesta de construcción de territorios de Paz y en lo que significará la implementación de los acuerdos y de manera particular el capítulo étnico del Acuerdo Final de la Habana; además se trabajará en una propuesta para participar en el proceso de negociación con el ELN.

Caquetá

Plataforma de Mujeres del Caquetá, Chocaguán, Asociación de Juntas de Acción Comunal, ASOJUNTAS. Se encuentra en fase exploratoria la relación con la red de organizaciones sociales “Caguán Vive”. Con estas organizaciones se proyecta trabajar las agendas propias de paz y la participación activa en la implementación de los acuerdos de La Habana.

Nariño

Putumayo

Consejo Comunitario del río Sanquianga, Red de Consejos Comunitarios del Pacífico Sur (Recompas) y ACAPA. El acompañamiento a la UNIPA debe ser retomado. Se propone socializar el capítulo étnico del Acuerdo y desarrollar las capacidades de las organizaciones para la participación en su implementación.

Mesa departamental de organizaciones sociales; Alianza Departamental de Mujeres del Putumayo, integrada por: organizaciones de mujeres, sindicato de maestras, ambientalistas, víctimas y defensoras de derechos humanos. Con estas organizaciones se propone fortalecer la mesa social por la paz y preparar las condiciones para participar en la implementación de los acuerdos.

DESCARGA EL PLAN ESTRATÉGICO EN EL SIGUIENTE ENLACE:

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Contacto

Dirección:

Diagonal 42a # 19 - 17 / Oficina 201

Bogotá, Colombia

Teléfono: 

751 87 76 / 751 88 14

Correos:

administracion@pas.org.co

comunicaciones@pas.org.co

Por favor especifique una dirección de correo electrónico al escribir su comentario.